Competencias

¿Qué son las Competencias Laborales?

En una entrada anterior hablábamos acerca de la evaluación de competencias 360 grados y mencionábamos que ese instrumento está tomando fuerza en el departamento de recursos humanos de las organizaciones como un método ágil y confiable para evaluar las competencias laborales de sus colaboradores, permitiéndoles identificar claramente las fortalezas y las oportunidades de mejora presentes en cada miembro de la plantilla.

Para poder comprender exactamente el funcionamiento y la utilidad de una evaluación 360 grados, primero debemos tener claro a qué nos referimos exactamente cuando hablamos de competencias laborales. En esta entrada vamos a tratar de dejar claro ese concepto.

Los sitios web especializados en el tema definen las competencias laborales con diferentes palabras y cada uno a su manera, pero casi todos coinciden en que las competencias laborales corresponden son básicamente las habilidades, las actitudes y los conocimientos que necesita tener una persona para ocupar un cargo en una organización y desempeñar exitosamente las funciones que le sean asignadas.

Teniendo clara la definición de competencias laborales, ahora vamos a revisar los diferentes tipos de competencias que existen, revisando nuevamente los sitios especializados en el tema podemos encontrar que la mayoría coinciden en tipificar 4 clases de competencias laborales básicas para desempeñar exitosamente un trabajo. Veamos:

1. Competencias personales:

Se refieren a las que debe ejercer cada colaborador para cumplir con las normas de convivencia establecidas por la compañía, hablamos por ejemplo de la puntualidad, el respeto, la honestidad, la responsabilidad, el trabajo en equipo y la flexibilidad

2. Competencias prácticas:

Corresponden a la aplicación y dominio en la práctica de las técnicas y procedimientos precisos por parte de los colaboradores para ejecutar correctamente las tareas que les son asignadas y lograr cumplir las metas laborales impuestas previamente, se refieren puntualmente al dominio técnico de las funciones que debe desempeñar el colaborador.

3. Competencias metodológicas:

Se refieren a los conocimientos e información adecuada que necesita tener un colaborador para desempeñar exitosamente sus funciones laborales, se refieren exactamente al dominio teórico del cargo para el cual han sido asignados en la organización.

4. Competencias de concepto propio:

Se refiere a la manera como el empleado se ve a sí mismo dentro de la organización, cómo se describe, qué aporta a la compañía y cómo piensa que desarrolla su trabajo. Los empleados pueden identificarse por ejemplo como expertos, aprendices, líderes, innovadores, inspiradores, etc.

En suma, cuando hablamos de las competencias laborales de un empleado en una organización, nos estamos refiriendo a cuales son las tareas qué sabe hacer y cuales no, por qué las hace, cómo las hace, cuanto sabe de sus funciones, cómo pone en práctica lo que sabe y fundamentalmente cómo aporta exactamente al cumplimiento de las metas de la empresa.

La evaluación de competencias laborales es un proceso que sirve específicamente para evaluar el desempeño de cada uno de los colaboradores de una organización e identificar claramente las fortalezas y las oportunidades de mejora que presentan los departamentos, la plantilla de trabajo y la organización en general.

Aunque el proceso parezca complejo, no lo es realmente. La tarea principal es la de definir exactamente el perfil de cada cargo en la organización para asignarle las competencias laborales correspondientes y poder realizar con éxito la evaluación 360 grados que permitirá obtener una visión integral y objetiva del desempeño de las funciones de los miembros de la organización.

Evalúe el desempeño de su equipo fácilmente y aumente la productividad de su organización

Artículos Relacionados