Clima Organizacional

10 Consejos para el éxito en la gestión de Recursos Humanos

En épocas de crisis e incertidumbre económica, el departamentos de recursos humanos cumple un papel fundamental en el éxito de las compañías al ser el responsable de mantener la estabilidad laboral y de asegurar un buen clima organizacional, factores que inciden en la productividad y el rendimiento de los colaboradores y por ende de toda la empresa. 

Por esta razón,  el área de recursos humanos debe responde tanto a la dirección general por el cumplimiento de sus funciones, como a los empleados por su bienestar.

Es este departamento el que suele tomar las decisiones más complicadas en las organizaciones: aumentos, despidos de personal, ascensos o selección de nuevos talentos. Al mismo tiempo, deben definir una política de gestión humana que incluya el manejo de canales de comunicación efectivos y participativos para fortalecer el clima laboral, estrechar la relación entre la plantilla y aumentar el compromiso de los empleados.

Leer más: 5 KPIs clave para la medición en RR.HH.

Todo esto, con el único fin de generar el mejor ambiente de trabajo y aumentar la productividad y competitividad global de la empresa. Para tener éxito en el fortalecimiento de la gestión del talento humano, el activo más importante que tiene cualquier organización, acá están los 10 consejos para poner en práctica en la Dirección de Recursos Humanos de su compañía:

1. Interiorizar la estrategia de la empresa

El departamento de RRHH debe apropiar la estrategia organizacional de la compañía para apoyar a las otras aéreas de la organización en la consecución de sus objetivos. Debe tener perfectamente claro asuntos como el área de negocios, los objetivos, las metas y las expectativas de crecimiento, para incluirlos en su estrategia y adoptar medidas para gestionar eficientemente la política de gestión humana.   

2. Conocer la plantilla

Los encargados de RRHH deben conocer perfectamente a los empleados: sus características, habilidades y necesidades profesionales y personales para ofrecerles opciones enfocadas a mejorar y lograr una estabilidad que fortalezca el rendimiento laboral. Además, debe hacer el respectivo seguimiento a la evolución que los colaboradores presenten en cada uno de dichos aspectos.

3. Comunicar efectivamente

Se deben establecer los canales de comunicación pertinentes para transmitir los valores, objetivos e imagen corporativa de la compañía a los empleados, con el fin de generar sentido de pertenencia y fortalecer la relación plantilla-empresa.

Descubra lo que debe y no debe hacer en el área de RR.HH. con nuestra guía gratuita

4. Servir al empleado

Nos referimos al rol de facilitador de los encargados de RRHH, en este aspecto su labor es comparable con la de cualquier área de ventas o negocios que están en constante relación con los clientes, pero en este caso, esos clientes son los empleados. Se les debe tratar de la misma manera y proveerlos de las herramientas idóneas para encontrar las soluciones necesarias a las situaciones o inconvenientes que se presenten.

Recomendamos: ¿Cómo hacer de RR.HH. un área estratégica en las pymes?

5. Gestionar en el entorno global

El escenario laboral que hoy se nos presenta es de una gran diversidad cultural, generacional y en constante cambio con un alto nivel de competitividad en el mercado. Por esta razón, los encargados de RRHH deben prepararse para generar soluciones específicas para cada situación en concreto que se presente. Esto implica personalizar las iniciativas y predecir cada posible situación que se presente en el día a día.

6. Aprender constantemente

Estar al día con las últimas actualizaciones y novedades que ofrezca el mercado laboral y el campo de acción al que pertenezca la empresa  es imprescindible para fortalecer las estrategias de gestión de RRHH. No se trata de abarcar toda la cantidad de información que se produce cada día, pero sí de consultar periódicamente la actualidad al respecto.

7. Abrir espacio a otros puntos de vista

Involucrar a colaboradores que pertenezcan a otras áreas de la compañía para que compartan sus puntos de vista y aporten ideas para fortalecer la estrategia de gestión de RRHH, puesto que garantiza que las decisiones sean compartidas por los propios empleados y que su aplicación sea efectiva. Esta medida hace parte del proceso colaborativo que siempre recomendamos.

8. Ser coherentes

Reaccionar de la forma más justa y consecuente ante situaciones similares, cuando se presenta un problema entre colaboradores o jefes por ejemplo, transmite a los empleados tranquilidad al notar que la coherencia y la unidad al momento de resolver este tipo de asuntos es lo que impera y no las preferencias personales o los beneficios en pro de unos y no de otros.

Destacado: Lecciones de Starbucks para lograr un desempeño excepcional

9. Actuar como conciliadores

Como en cualquier aspecto de la vida, es común encontrarse con situaciones conflictivas al interior de la organización, el departamento de RRHH debe actuar como un elemento conciliador que establezca el conducto regular para solucionar la situación y brindar todas las posibilidades antes que la situación pase a mayores o tenga que ser llevada a la alta dirección.

10.   Orientar las políticas a resultados

Se deben implementar estrategias de acción que puedan medir la efectividad de las decisiones que se tomen para poder analizar eficazmente los avances o retrocesos que se produzcan en medio de la implementación de medidas, siempre con el fin de fortalecer las gestión de RRHH para mejorar la satisfacción de los empleados y la productividad de la compañía.

Mida el desempeño de sus colaboradores y descubra cómo gestionar su productividad de forma sencilla y ágil

Artículos Relacionados