Guía para tener un equipo de alto rendimiento desde 0

Tiempo de lectura 4 minutos

Lograr tener un equipo de alto rendimiento es un objetivo que persigue toda empresa. Para lograr un buen desempeño no solamente se requiere de una buena estrategia, sino también una cultura organizacional y un esquema de trabajo efectivo. En esto tienen una gran responsabilidad las áreas de RRHH. 

Acompáñanos en este viaje, donde te enseñaremos cómo crear un equipo de alto desempeño desde una adecuada gestión del talento humano. ¡Empecemos!

Te puede interesar: 5 Rasgos de los empleados de alto rendimiento

¿Qué es un equipo de alto rendimiento?

Es un grupo integrado que trabaja coordinadamente para lograr objetivos en común. Se caracterizan por los siguientes puntos: 

  • Son autónomos y proactivos

Tienen claros los objetivos y trabajan en pro de los resultados. No hace falta repetirles lo que hay que hacer. Establecen líneas de acción y las ejecutan. 

  • Cumplen con los lineamientos 

Siguen actividades establecidas para llegar a la meta, pero saben también cuando innovar para cumplir con lo que se espera. 

  • Se comunican fluidamente y aceptan críticas 

Un equipo de alto rendimiento se habla constantemente e intercambia ideas regularmente. Además están abiertos al feedback positivo y negativo.

  • Confían entre ellos y creen en los demás

Confían en que cada integrante cumpla con sus funciones para lograr el objetivo conjuntamente y todos aprenden de los errores de los demás.  

¿Cómo afrontar el bajo desempeño?

El bajo desempeño puede verse incluso en equipos exitosos por diversas circunstancias, pero aprender a identificarlas te ayudará a tomar acciones efectivas. En el siguiente video verás consejos útiles en caso de detectar un bajo rendimiento en alguno de tus colaboradores.

Construye un equipo de alto rendimiento en 9 pasos  

Tener un equipo que exceda las metas puede ser más sencillo de lo que piensas. Implica constancia y una estrategia integral de talento humano. La cual puedes construir siguiendo estos pasos: 

1. Establece objetivos 

Un equipo de alto rendimiento debe saber hacia dónde enfocar sus esfuerzos para realizar actividades estratégicas. Recuerda que los objetivos deben ser pequeños resultados que te lleven a cumplir una meta fijada, ya sea, aumentar las ventas o tener mayor engagement con los clientes. 

Puedes definirlos con alguna de estas metodologías: 

2. Define roles 

Define los roles con tus colaboradores, escúchalos y haz que se sientan cómodos con su labor. De esa manera lograrás incentivarlos y generar compromiso para obtener resultados favorables. La clara identificación de sus responsabilidades ayudará también a evitar roces y promoverá una comunicación asertiva.

Si ya tienes un equipo conformado, te recomendamos que revises los roles de cada integrante y definas si el papel que juega dentro del equipo está funcionando o si vale la pena hacer un cambio. Ten en cuenta que probar con nuevas responsabilidades puede motivar a tus colaboradores  y dar un nuevo aire. 

Define los roles siguiendo estas acciones:

  • Identifica las habilidades profesionales y de personalidad de cada colaborador. Este paso será más fácil si utilizas un software especializado
  • Teniendo en mente las actividades que pensaste en el paso 1, asigna un papel y responsabilidades a cada integrante del equipo
  • Habla con ellos sobre sus roles, asegúrate de que los tengan claros y busca que se sientan a gusto con los mismos

3. Construye procesos y planes de acción

El área de Talento Humano debe apoyar la definición de esquemas de trabajo ordenados y efectivos. Asegurando que se tendrán las herramientas para trabajar. Algunas veces no es claro quién iniciará una tarea o quién la seguirá. Tener esta claridad hará los procesos más rápidos y disminuirá la resistencia al cambio

Teniendo en mente la meta, las actividades para lograrla y los objetivos, sólo queda planear la ruta. Sigue estas acciones para hacerlo:

  • Prioriza actividades y ordénalas 
  • Designa responsables por actividad 
  • Define fechas de entrega 

4. Incentiva la autonomía

Hazle saber a los miembros de tu equipo que cada uno es capaz de tomar decisiones para llevar a cabo el objetivo. La autonomía permitirá que los colaboradores tengan una mayor capacidad resolutiva ante los inconvenientes y situaciones difíciles que puedan presentarse.  

Puedes incentivarla con las siguientes acciones:

  • Elimina el exceso de filtros y burocracia
  • Construye confianza e inculca sentido de pertenencia
  • Sé flexible, deja que los colaboradores organicen su tiempo 
  • Permite que los colaboradores propongan métodos para llevar a cabo sus tareas 

5. Promueve una buena comunicación 

Una buena comunicación genera un clima laboral positivo y fortalece la confianza. Es importante que todo el equipo esté enterado de los avances e inconvenientes en los procesos, así se pueden encontrar soluciones conjuntas y obtener mejores resultados.

Toma las siguientes acciones para promover una buena comunicación:

  • Haz reuniones regulares para conocer avances, inconvenientes y novedades 
  • Incentiva a tu equipo a comunicarse entre sí 
  • Simplifica el lenguaje, habla claro y conciso
  • Escucha a tus colaboradores  
  • Entrega feedback constantemente 

Sigue leyendo: ¿Por qué crear una cultura de feedback en el teletrabajo?

6. Mantén un clima laboral positivo  

Ten presente que promover la cultura y los valores organizacionales es fundamental para mantener un buen clima laboral e incentivar el sentido de pertenencia y compromiso de los colaboradores. Según un estudio hecho por la empresa Hays Group Insight los empleados altamente comprometidos incrementan su desempeño por encima de las expectativas y aumentan la tasa de satisfacción del cliente en un 70%. 

Mantén un clima laboral positivo tomando las siguientes acciones:

  • Inculca la cultura y los valores organizacionales 
  • Crea planes de desarrollo individual (PID)
  • Diseña actividades fuera de lo laboral
  • Escucha y ten en cuenta las ideas de tus colaboradores 
  • Reconoce sus logros 

7. Evalúa el desempeño

Hacer seguimiento y evaluaciones de desempeño ayuda a detectar fortalezas y puntos débiles para corregir procesos. Recuerda que estas evaluaciones funcionan si tomas acciones con los resultados y le das retroalimentación a tu equipo, de lo contrario serán inútiles. 

Sigue estas recomendaciones para evaluar el desempeño: 

  • Incentiva una cultura de autoevaluación 
  • Analiza los resultados y entrega feedback positivo

8. Crea un sistema de reconocimiento

Reconocer y valorar los logros de tus colaboradores les dará motivación y los incentivará a alcanzar nuevas metas

Para hacerlo te recomendamos: 

  • Tener una herramienta digital o un cuadro público donde todos puedan ver los logros de cada integrante del equipo y celebrarlos 
  • Planea actividades de esparcimiento y socialización como recompensa por los logros alcanzados 
  • Escucha a tus colaboradores y motívalos a lograr más metas 

9. No olvides la visión global 

Un equipo de alto rendimiento no solamente piensa en las actividades individuales que debe realizar, sino que tiene una visión general en donde todos trabajan juntos para conseguir un objetivo común. Incentiva la cooperación por encima de la competencia. 

Apóyate en un software especializado para gestionar a tu equipo hacia el éxito

¡Ya eres un experto construyendo equipos de alto rendimiento! Ahora, hazlo más fácil con Acsendo, un software especializado en la gestión del talento humano que cuenta con herramientas dinámicas para aplicar evaluaciones de desempeño que tus colaboradores van a amar. Solicita una demostración personalizada y conoce todo lo que puedes lograr

Gestiona tus recursos humanos de manera efectiva y construye equipos de alto rendimiento con ayuda de Acsendo

0 Shares
Tweet
Share
Share