Productividad

6 Estrategias para incrementar en serio la creatividad en el trabajo

Uno de los mayores retos a los que nos enfrentamos los empleados en la actualidad tiene que ver con incrementar nuestra creatividad. No solo se trata, como se cree comúnmente, de una exigencia para los profesionales de las áreas de mercadeo, diseño o publicidad, que suelen ser asociados con tareas que demandan mayor creatividad e innovación.

En realidad, la creatividad es un aspecto de vital importancia para todas las áreas de una empresa. Pues propicia un ambiente de innovación, de nuevas ideas y proyectos que hace que las empresas se vuelvan más competitivas en el mercado global. Un equipo creativo es un valor agregado que se traduce en una ventaja competitiva, pues como lo dijo el publicista Ed McCabe:

“La creatividad es una de las últimas maneras legales de obtener una ventaja injusta sobre la competencia”

Por ello, aquí vamos a dar seis estrategias simples y rápidas para que pueda ser más creativo en su trabajo:

  1. Afinar los sentidos

¿Sabe distinguir el olor de una azucena al de una gardenia? ¿Podría advertir la diferencia entre la textura de la madera y el asfalto? Es a través de los sentidos que apreciamos cada una de las cosas que nos rodean, permitiéndonos obtener experiencias sensibles. Acostúmbrese a distinguir colores, formas y contrastes y desarrolle su sentido del olfato, el tacto, el oído y la vista.

Leer más: Las sencillas, pero eficaces, herramientas de gestión organizacional de Google

  1. Romper la rutina 

Hace algunas semanas recibí feedback de mi jefe y me señaló algunas áreas de mejora. Entre ellas, que necesitaba ser más creativo. Al principio me sentí ofendido y no entendía por qué me había dicho eso.

Pero tenía razón.

Con el paso del tiempo nuestro cerebro empieza a mecanizar el desarrollo de las labores que hacemos en nuestro día a día hasta convertirlas en un hábito. A esto se le conoce como memoria mecánica o procedimental. Me había convertido en un autómata que escribía de forma repetitiva.

Pensando en lo que escribió José Ingenieros: “la rutina es el hábito de renunciar a pensar”, decidí romper el ciclo y hacer cosas distintas: ir al cine, pedir comida diferente, salir a caminar más a menudo, visitar muchos museos, leer libros de temas que no conocía, asistir al gimnasio.

El desarrollo de actividades diferentes le ayudará a mejorar su capacidad creativa.

  1. Asumir la creación como forma de vida

No se va a convertir en una persona creativa sentado en su oficina creyendo que podría ser más creativo. La única forma de mejorar la creatividad es creando. No hay otra manera. Por esta razón, si quiere mejorar su creatividad debe plantearse ejercicios artísticos no cotidianos.

Puede empezar a escribir, dibujar, pintar, cantar o tocar algún instrumento. No importa no ser bueno, pues la meta es salir de la zona de confort para desarrollar nuevas habilidades y lo más importante, empezar a pensar de forma distinta.

  1. Menos disciplina, mayor devoción

Nunca será la persona creativa que aspira ser si no sabe qué lo apasiona. El grandioso tenor italiano Luciano Pavarotti dijo en una ocasión: “La gente piensa que soy disciplinado. No es disciplina, es devoción y hay una gran diferencia”.

Identifique las cosas que lo apasionan y permítase tener la curiosidad de los niños para ir descubriendo cómo funcionan y quiénes son sus principales referentes. La disciplina vendrá por sí sola.

  1. Alejarse de las distracciones

Reconocidos líderes como Bill Gates acostumbran a tomarse una Think Week, una semana donde se desconectan de la tecnología y se dedican, literalmente, a no hacer nada. Ninguno de nosotros es Bill Gates, así que es muy poco probable que podamos estar una semana sin hacer nada.

Pero puede empezar dejando el celular en modo avión o proponiéndose que un día a la semana, como el domingo, no va a utilizar ningún tipo de artefacto tecnológico. Algunas inspiraciones lo sorprenderán en los lugares más inesperados cuando deje de mirar por un momento su smartphone.

Le puede interesar: 4 Distracciones que reducen la productividad

  1. Crear mapas mentales

Esta técnica creada por Tony Buzan propone un método muy eficaz para organizar información mediante la identificación de conceptos que tendrán conexiones unos con otros. Mucha gente usa esta técnica para planear presentaciones o tomar notas durante las reuniones.

La creatividad no se crea. Siempre está ahí para que la encontremos: se trata de un acto de descubrir. No se deje engañar. No hay personas que tengan el don natural de la creatividad. La mejor manera de impulsar la creatividad es alimentando nuestra curiosidad como si se tratara de un órgano más que debemos cuidar.

Descubra cómo medir el desempeño de su equipo fácilmente con Acsendo Flex y obtenga datos estratégicos para su organización

Artículos Relacionados