Indicadores de Desempeño: Los 5 errores más comunes que debe evitar este 2022

Tiempo de lectura 4 minutos

Medir el desempeño de los colaboradores y llevar el control de los procesos es una de las responsabilidades más importantes de los gerentes y líderes. Una de las mejores formas de hacer dicha medición es a través de indicadores de desempeño o KPI, con los cuales  se identifican brechas, oportunidades y se optimiza la toma de decisiones basadas en los resultados evaluados. 

Los retos que impone el entorno laboral actual hacen necesario planear indicadores de desempeño para 2022 que logren evaluar los procesos, tanto en el teletrabajo, como en la presencialidad.

 
En este artículo queremos mostrarte los errores más comunes que puedes evitar para que el diseño y desarrollo de tus  KPI ‘s sea más sencillo. ¡Acompáñanos!

Importancia de los indicadores de desempeño en 2022

Actualmente estamos rodeados de un mar de información, aquello que muchos entienden como big data, pero el éxito de este conocido término no es solo almacenar datos, sino hacer un análisis que optimice la toma de decisiones. Sin embargo, esta información no tendría ningún sentido si no se alinea con la estrategia de la empresa y ayuda a cumplir un objetivo específico. Eso es precisamente lo que busca el diseño y definición de KPI ‘s. 

La importancia de planear indicadores clave para 2022 radica en que estos sean capaces de responder a las tendencias en la gestión del rendimiento. Según un artículo de la revista Forbes, el 70% de los trabajadores buscan opciones flexibles de trabajo remoto. Esto quiere decir que el modelo de trabajo más utilizado en el 2022 será el trabajo híbrido. Lo que implica que los líderes de talento humano deben estar preparados para medir el desempeño bajo las condiciones que ello representa.   

5 errores más comunes que debes evitar en la planeación de indicadores para 2022

1. Falta de análisis 

En muchas ocasiones los indicadores son registrados, pero no se analizan y gestionan de manera oportuna, lo cual trae problemas a mediano y largo plazo. La razón de esto es que no se pueden ver los puntos fuertes o débiles de la estrategia, por consiguiente no se pueden accionar mejoras tempranas y esto solo puede llevar al fracaso de una campaña. 

Los KPI permiten una revisión constante y una reacción temprana en caso de que algo esté fallando, por eso no analizar los datos es un error grave, ahora es uno de los más comunes no solo porque no se analicen, sino porque puedes estar teniendo en cuenta los datos equivocados. Conoce cuales son los indicadores a tener en cuenta este 2022 inscribiéndote aquí. Sé uno de los primeros en recibirlo. 

2. Metas sobrevaloradas o subestimadas 

Aquí se trata de recordar el concepto SMART, todo indicador debe ser Específico, Medible, Alcanzable, Relevante y Temporal, colocamos uno en negrilla porque es el más importante en este punto y es un error muy común, los líderes que no conocen a su equipo suelen sobreestimar el alcance del mismo y colocar indicadores inalcanzables. 

Por supuesto que los KPI deben ser retadores, buscar la mejora continua de los equipos, pero colocar una meta irreal no traerá ningún beneficio, por el contrario puede perjudicar la confianza entre el empleador y sus colaboradores.

3. No contextualizar los indicadores con sus tendencias a corto y largo plazo

Cuando usamos indicadores de desempeño es necesario revisar sus resultados de forma continua, puede ser mensualmente, y a lo largo del tiempo que este KPI esté vigente. 

Por ejemplo, una estrategia puede mostrar en dos meses una tendencia negativa, que no se deba al entorno de la misma (contratiempos que no están a nuestro alcance) en ese momento es posible tomar un acción de mejora que permita impulsar este indicador. Ahora bien, si el plan se define a largo plazo es recomendable no perder la vista de los resultados de los mismos indicadores a largo plazo (2 a 3 años, por ejemplo), que le permiten observar la evolución en períodos que puedan acarrear el despliegue de decisiones estratégicas.

4. Medir el cumplimiento de los procesos en vez de su eficacia

Este error es más común de lo que puedes imaginar, las compañías suelen medir que los trabajadores cumplan con sus planes de formación, por ejemplo, pero no el impacto que este tiene en el servicio al cliente. 

Ten en cuenta al proponer un KPI que este debe ayudarte a tomar una decisión de acuerdo a su comportamiento y que a su vez, tenga sentido con lo que muestran otros indicadores. Retomemos el caso del plan de formación; en un cargo de servicio al cliente el colaborador toma los cursos exigidos, por consiguiente el indicador de cumplimiento de ese proceso va a estar en 100%, pero, con el tiempo, la empresa se da cuenta que este trabajador tiene varios llamados de atención debido a errores que ha cometido, entonces que esta persona terminará los cursos en el tiempo determinado no asegura que tuviera las toda las bases para desarrollar su labor. 

5. No establecer indicadores para todos los procesos

Por lo general los procesos en una empresa se enlazan entre sí, por eso es mejor medir los en su totalidad, ya que un indicador puede mostrarnos una tendencia que no estamos viendo en otro lado o apoyar una decisión que estamos tomando con base en otro KPI. 

Cómo medir el desempeño con ayuda de un software especializado

Cómo y hemos dejado claro, los errores a la hora de medir el desempeño son más comunes de lo que crees. Pero no solo te traemos los problemas, sino la solución; según Segio Forigua, existen una serie de claves que te permitirán escoger el mecanismo de evaluación, para ello debes empezar por responder a la pregunta ¿ qué quiero lograr con estas mediciones? 

Una vez tengas la respuesta, debes escoger el mecanismo teniendo en cuenta estas 4 claves: 

  • Alineación: el método debe estar alineado con los objetivos y la estrategia del negocio. 
  • Prioridad: el instrumento elegido debe darle prioridad a lo que realmente necesita ser evaluado.
  • Ventaja competitiva: surge de la forma de hacer las cosas y entenderlo puede ayudarte a escoger mejor lo que debes medir.
  • Toma de decisiones:  Si al final del día la herramienta no te permite tomar decisiones, no es lo que necesitas. 

Si quieres saber más sobre desempeño, cómo medirlo e impulsar a tu equipo con ayuda de la tecnología, inscríbete en la semana dulce o truco que hemos preparado para ti.  

0 Shares
Tweet
Share
Share