Clima Organizacional

3 Prácticas para tener una empresa inclusiva con la población LGBTI

Hace cincuenta años en el bar Stonewall Inn, en el barrio Greenwich Village de Nueva York, estallaron una serie de manifestaciones entre la comunidad LGBTI y la policía. Esa madrugada del 28 de junio de 1969 nació una revolución que hasta el día de hoy no ha dejado de crecer.  

Medio siglo después, la comunidad LGBTI sigue saliendo a las calles para rememorar esa larga y agitada noche, pero sobretodo para recordar que aún es largo el camino para conseguir un trato igualitario en la sociedad. 

A medida que las sociedades han ido cambiando su posición frente a la comunidad homosexual, las compañías también han empezado a reconsiderar el modo de abordar las cuestiones relacionadas con los derechos de las personas LGBTI en el ámbito laboral

Crear una cultura inclusiva y diversa va a asegurar que se atraiga a un mayor número de candidatos. Lo que se traduce en acceder al mejor talento del mercado y a lograr una ventaja competitiva mediante el potencial de los colaboradores.

Un video del grupo Scotiabank sobre la inclusión LGBTI.

Aún hace falta mucho por hacer 

Sin embargo, a pesar de los múltiples avances que se han dado, la orientación o identidad de género sigue siendo una barrera para ascender o conseguir empleo y muchas empresas siguen considerando que es una causa legítima para despedir a alguien. 

Según un estudio del Centro Nacional de Consultoría y la Cámara de Comerciantes LGBT de Colombia, más del 50% de las personas que trabajan en RRHH no tienen conocimiento sobre cómo abordar los temas de diversidad sexual en sus empresas. 

Es por lo anterior que hoy las organizaciones deben empezar a capacitarse para garantizar un entorno de trabajo inclusivo donde los colaboradores no sean discriminados por su orientación sexual. ¿Pero cómo lograr una cultura incluyente? Estas tres prácticas te darán una idea de cómo hacerlo.  

Leer más: 3o Ideas para mejorar el clima laboral

Estrategias para lograr la inclusión LGBTI 

  1. Revisa lo procesos organizacionales 

Empieza por revisar y actualizar los procesos de tu compañía. Es decir, todos aquellos procesos de RRHH como el de selección y reclutamiento donde puedan haber algún tipo de discriminación visible o invisible. En este informe de la Fundación SERES encontrarás más información sobre este tema. 

A menudo a las personas LGBTI se les encasilla en unas ocupaciones específicas y no en otras. Por ejemplo, en Argentina, los hombres gays dijeron en un informe de la OIT que se les animaba a trabajar en cargos de servicio al cliente, y no por ejemplo en minería. 

Para esto se recomienda constituir un comité LGBTI para evaluar de manera conjunta los procesos de reclutamiento, selección, onboarding, entre otros. Por ejemplo, ellos pueden explicar lo inconveniente que es preguntar el sexo en los formularios de solicitud de empleo o también pueden pedir que en la evaluación de clima laboral haya una dimensión relacionada con la tolerancia. 

road map empresas inclusivas
Hoja de ruta de Fundación SERES para tener una empresa inclusiva.
  1. Crea una política antidiscriminación 

Antes de definir una política de no discriminación, la empresa deberá  conocer las necesidades en materia de diversidad y definir una postura frente a este tema. Así como lo afirma la Fundación Seres:

Es fundamental que el primer paso en el proceso de creación de un ecosistema de confianza sea la definición de la postura interna de la empresa”.

Es clave tener un documento donde se establezca que el hostigamiento y la discriminación no serán tolerados por la organización en ningún caso. Allí también deben haber ejemplos de discriminación y las sanciones para cada falta. Esta política debe ser fácilmente accesible a través de los sitios de intranet o de todas las comunicaciones internas. 

  1. Brinda beneficios personalizados  

Es importante comprender las necesidades específicas de los colaboradores LGBTI. Sus beneficios en cobertura de salud, seguros de vida o jubilación deben ser equivalentes a los de las familias heterosexuales, es decir, extendidos también a sus parejas. 

También puede ver los planes de beneficios que ofrece alguno de los 572 negocios que obtuvieron una puntuación de 100 en el ranking Corporate Equality Index (CEI) 2019 de la ONG internacional Human Rights Campaign Foundation. 

Esto va más allá de cambiar el color del logo de la compañía por los de la bandera LGBTI durante el Mes del Orgullo. No se trata de una estrategia de marketing, sino de un compromiso real que se asume con la comunidad LGBTI para asegurar su bienestar. Por lo que se debe traducir en acciones reales, y no solo debe quedar en el papel. 

 

109 Shares

Artículos Relacionados

109 Shares
Tweet
Share
Share