Liderazgo positivo: Cómo tomar decisiones con el uso efectivo de datos

Liderazgo positivo y toma de decisiones basadas en datos

Te recomendamos leer:

Posiblemente en estos momentos dentro de tu empresa estés buscando cómo tomar decisiones a través del buen uso de los datos, por eso en este blog te explicaremos todo lo relacionado con este proceso.

El liderazgo basado en datos permite a las empresas buscar de manera anticipada las tendencias del mercado y sus preferencias frente a los clientes para así responder rápidamente frente a estas. Según una encuesta realizada por BI Survey, aunque el 91% de las empresas dice que la toma de decisiones basada en datos es importante para el crecimiento de su negocio, solo el 57% de las empresas dijo que basa sus decisiones comerciales en sus datos.

Estos datos se pueden usar para diferentes decisiones comerciales, ya sea en el campo de las finanzas, por ejemplo, conocer la manera más rentable para contratar nuevo personal, también se puede aplicar en marketing, ventas, entre otros.

¿Qué es la toma de decisiones basada en datos?

Para la Universidad de Athens, en Estados Unidos, la toma de decisiones basada en datos se define como pronósticos precisos con capacidad de adaptabilidad a condiciones variables. Esta toma de decisiones le ofrece a los ejecutivos y gerentes de las empresas, conocimiento y comprensión proveniente de técnicas más avanzadas como el análisis predictivo y prescriptivo.

El análisis predictivo se basa en la extracción de datos históricos para dar un pronóstico a manera de estadísticas, detectando patrones y determinando cuál tiene más probabilidad de repetirse, este tipo de tecnología se usa para servicio al cliente o carteras de inversión. Por otro lado, el análisis prescriptivo se define como ir más allá de solo la predicción y se apoya utilizando cursos de acción y estrategias específicas para ayudar al tomador de decisiones dentro de la empresa. Maneja un enfoque de aprendizaje automático e inteligencia artificial (IA) que sirven para procesar grandes cantidades de datos.

Estas dos técnicas ayudan a lograr que los tomadores de decisiones tengan una mejor comprensión de los riesgos y recompensas dentro de la implementación.

Nueva llamada a la acción

¿Cómo implementar el uso de datos en las decisiones empresariales?

De acuerdo con SuperOffice, proveedor de CRM para Europa, existen cinco pasos que te pueden ayudar para comenzar con la toma de decisiones basadas en datos:

  1. Conocer los objetivos y priorizar: empieza preguntándote ¿qué objetivos quieres mejorar y/o implementar dentro de tu empresa?
  2. Encuentra y presenta datos relevantes: recopila datos que se relacionen con tu objetivo principal, esto hará que te enfoques en los realmente importantes, Aquellos que generarán impacto.
  3. Conclusiones de los datos encontrados: revisa los datos históricos que haya frente a ese objetivo e identifica algún patrón o tendencia, esto te será de gran ayuda para incorporar ese dato anterior e implementarlo nuevamente con alguna mejora positiva.
  4. Planifica tu estrategia: si analizaste los datos a fondo y encontraste el objetivo que deseas mejorar, debes crear un plan de acción y ponerlo en práctica. Para este punto es clave tener claro qué se debe hacer y cuándo, por qué se está haciendo y qué resultado esperas.
  5. Mide el éxito y repite: Si lograste cumplir con tu plan de acción y obtuviste los resultados esperados, ¡felicitaciones! Pero ahí no debes parar, debes revisar los datos que sacaste al principio, luego, en la fecha límite que te propusiste, compara los datos históricos con los nuevos que estableciste y revisa si la decisión basada en los datos cumplió con el objetivo planteado, de no ser así ya sabes que el objetivo puede no ser el indicado, puedes reestructurarlo o crear uno nuevo y volver a empezar.

Recuerda, los datos son un recurso valioso que se utiliza para tomar mejores decisiones. Es importante contar con las herramientas y los conjuntos de datos adecuados para tomar las decisiones más acertadas.

Es fundamental crear una cultura basada en datos, ya que esta ayuda a que el tomador de decisiones siga más de cerca el progreso de la compañía, centrándose en los KPI que se aplican en el rendimiento empresarial, además, ayuda a que se opere de una manera más eficiente al automatizar tareas administrativas y coordinación de procesos.

 

Solicita gratis una DEMO y mejora las capacidades de tu equipo

También te puede interesar: