¿Para qué implementar una Evaluación de Competencias 360 grados?

¿Para qué implementar una Evaluación de Competencias 360 grados?

En entradas anteriores hemos hablado acerca de la definición y el funcionamiento de la evaluación de competencias 360 grados. Hoy vamos a contar las razones por las cuales es muy importante la aplicación de la evaluación de competencias laborales en las organizaciones con el fin de mejorar la competitividad y optimizar los procesos productivos al interior de la compañía.

Como ya lo hemos dicho antes, una evaluación de competencias 360 grados básicamente permite medir el nivel de desempeño de un colaborador en una empresa. La evaluación permite identificar claramente las fortalezas, para consolidarlas, y las debilidades, para convertirlas en oportunidades de mejora, que presenta un empleado en el desarrollo de sus funciones laborales.

La razón principal por la cual la implementación de una evaluación de competencias 360 grados es fundamental para el éxito de una organización, es porque permite determinar con exactitud las falencias, las carencias, las habilidades, las fortalezas y el grado exacto de competitividad que presenta cada empleado dentro de la organización, con lo cual se podrán tomar las medidas adecuadas con el objetivo aumentar notablemente la productividad y la competitividad de la empresa en el mercado.

La evaluación se realiza con el fin que cada colaborador entienda específicamente el nivel de competitividad que tiene para realizar su trabajo, para que sepa cómo es visto su desempeño laboral, su comportamiento y su aporte a la empresa por parte de sus jefes, sus compañeros y sus subalternos. Es una evaluación integral que aporta diferentes puntos de vista que una persona no ve por sí misma en el momento de calificar su desempeño laboral.

La evaluación de competencias 360 grados es una herramienta de productividad altamente eficaz, especialmente cuando se cruza con una evaluación de cumplimiento de metas laborales, cuyos resultados van a permitir a la dirección de la compañía tomar las decisiones pertinentes y reubicar a sus empleados en los cargos para los cuales sean más competitivos, mantener a sus mejores talentos, capacitar a quienes lo necesiten para desempeñar mejor sus funciones y realizar procesos de reclutamiento para suplir algunos cargos si fuese necesario.

En suma, el objetivo central de realizar una evaluación de competencias en una organización es obtener una detallada radiografía de la situación laboral de la empresa, del nivel exacto de conocimiento, habilidad, capacidad, actitud y comportamiento para desarrollar su trabajo que presentan los miembros de la plantilla de la compañía.

La evaluación de competencias 360 grados garantiza además la confiabilidad, credibilidad y efectividad del proceso puesto que los colaboradores que intervengan en ella van a estar seguros que sus opiniones y percepciones al momento de evaluar al resto de sus compañeros van a ser tomadas constructivamente y que podrán desarrollar el proceso a conciencia y con total libertad.

Un proceso de evaluación de competencias bien diseñado e implementado va a ser muy positivo para el clima laboral de la compañía y se va a convertir en un instrumento importante para motivar a la plantilla, para afianzar la cultura organizacional de la empresa y para permitir que los empleados diseñen un plan que les permita consolidar sus fortalezas y convertir en oportunidades de mejora sus debilidades. Es un proceso que beneficia a todos en la empresa, puesto que ayuda al desarrollo y crecimiento profesional de los colaboradores al tiempo que optimiza la productividad y competitividad de la organización.

La clave para tener éxito con la evaluación de competencias 360 grados es tomar acción tras conocer los resultados con el fin entregar la retroalimentación respectiva a cada colaborador evaluado y diseñar un plan de acción que le permita consolidar sus fortalezas y aprovechar las oportunidades de mejora identificadas.

El seguimiento al cumplimiento del plan de acción y la realización de una nueva evaluación de competencias periódicamente para verificar los resultados también son necesarios para garantizar el éxito del proceso.

Evalúe el desempeño de su equipo fácilmente y aumente la productividad y la retención de talentos en su organización

Solicita gratis una DEMO y mejora las capacidades de tu equipo

También te puede interesar:

Inteligencia emocional, una competencia laboral fundamental

Una de las competencias más útiles para mejorar las dinámicas y la productividad de una organización es la inteligencia emocional, entendida como la capacidad de comprender las emociones propias y ajenas desde un contexto objetivo para interiorizarlas y manejarlas en pro de las relaciones...

8 Competencias que todo profesional de recursos humanos debería tener

La organización y las buenas prácticas adoptadas por los integrantes de los departamentos de recursos humanos son claves para el éxito de cualquier compañía. La gestión correcta del bienestar, la productividad y la experiencia de los colaboradores requieren desarrollar un exigente conjunto de...