Feedback

¿Por qué es tan importante entregar feedback?

Entregar feedback de valor influye positivamente en la comunicación, las relaciones de trabajo y los resultados alcanzados. Sin embargo, aún muchas personas son escépticas sobre el impacto que puede generar esta sencilla práctica. 

Y por ello aquí hablaremos de las razones por las que, sin importar tu cargo, deberías empezar a brindar más feedback, o incluso a pedirlo. 

Lo primero que debemos aclarar es que en su sentido más amplio, el feedback es vital para la vida. No se trata de una práctica que se deba restringir únicamente al trabajo, sino que debería estar en cualquier ámbito porque nos ayuda a mejorar mediante el cambio orientado hacia un determinado objetivo. 

Esta es la clave de su poder: permite reconocer, aprovechar y promover el cambio, de modo que sea para nuestro beneficio. Pero, ¿de qué se trata? 

Una definición de feedback 

La entrega de retroalimentación se suele entender como la instancia en que se ayuda a las personas a comprender lo que hicieron bien y lo que podrían hacer mejor. Siendo clave para mejorar tanto el desempeño individual como el del equipo.                                                                 

Pero es más que eso: se trata de una conversación donde las partes implicadas hablan sobre resultados (logros, aciertos, errores), cómo se lograron esos resultados (estrategias usadas) o la persona en sí (comportamientos, compromiso, desarrollo profesional). A grandes rasgos, el feedback puede ser útil para: 

  • Recoger opiniones sobre el nivel de desempeño 
  • Citar formas y comportamientos que pueden mejorarse 
  • Reconocer el esfuerzo y el compromiso que se ha puesto en un proyecto
  • Encontrar medidas para cumplir con los resultados
  • Resolver conflictos laborales y mantener buenas relaciones 
  • Conocer lo que otros piensan de nosotros o cómo nos valoran 

¿Son muchas cosas, no? La realidad es que una sesión de feedback puede servir para muchos fines. En una empresa la retroalimentación puede darse en muchos momentos y tratar temas de desempeño, engagement o desarrollo, entre muchos más. Estás en lo correcto: su aplicación es transversal. 

Tampoco se trata de un espacio donde se puedan tratar temas personales o comportamientos que no estén relacionados con el ámbito laboral. Existen algunas claves que deberías seguir. Si quieres conocerlas antes de entregar feedback, aquí puedes encontrarlas

Pero ahora te debes estar preguntando cómo puede serte útil en tu posición. Sigue leyendo y descubrirás cómo te beneficia a ti y al resto de personal.

Por qué entregar feedback en mi empresa

  • Impulsa el desarrollo del personal 

Según Harvard Business Review, el 72% de las personas sienten que su desempeño mejoraría si sus líderes les brindaran feedback correctivo. De hecho, la misma encuesta encontró que prefieren ese tipo de comentarios a los elogios y reconocimientos. 

Y la razón es muy sencilla: queremos saber en lo que estamos fallando o lo que podemos mejorar. Por tanto un jefe debería orientar sus comentarios a identificar falencias, áreas de mejora y puntos ciegos en los que trabajar. 

Sin embargo, muchos asocian estos diálogos con una crítica o un ataque. Nada más alejado de la realidad. Cuando des o recibas feedback ten en cuenta que se trata de un acto de apoyo destinado a tratar el bajo rendimiento o un mal comportamiento de una manera constructiva. 

  • Brinda sentido de propósito 

Todos queremos sentir que pertenecemos y somos apreciados. En un contexto de trabajo, esto significa sentir que hay valor en lo que hacemos y en lo que aportamos al negocio, y saber que somos parte de un equipo más amplio que trabaja para alcanzar los mismos objetivos.

Dar retroalimentación periódica es una forma en que podemos mostrar a los empleados que su trabajo es útil. Este conocimiento de que son valorados brinda un sentido de propósito en el trabajo. Nos muestra que hay significado en lo que hacemos y es el secreto para querer hacerlo mejor día tras día. 

  • Mejora el compromiso 

Un estudio de Officevibe muestra que el 43% de los empleados altamente comprometidos recibe comentarios al menos una vez por semana. Incluso si no lo expresan, los empleados ansían recibir feedback.

Así que si deseas contar con un equipo comprometido y alineado con tu visión, empieza a facilitar momentos para la presentación y discusión de resultados.   

Además de ayudar a impulsar el desarrollo de tus empleados, esto te mostrará como un líder abierto y sensato que se preocupa no solo por él mismo, sino también por el equipo que le rodea.

Aunque se trata de un término que inspira formalismo al ser usado en su mayoría en entornos corporativos, sabemos que construir diálogos abiertos en nuestras interacciones personales es de suma importancia para la salud y el bienestar mental.

Más allá de entregar feedback poco efectivo, esto es una invitación a los líderes para que conversen con las personas con las que trabajamos para entender cuáles son sus retos y qué aspiran lograr para ayudarlos a ser mejores. 

Artículos Relacionados

0 Shares
Tweet
Share
Share