Clima Organizacional

Por qué debería hacer entrevistas de salida en su empresa

Al igual que muchos otros jóvenes de mi edad, he pasado por muchas empresas, cada una diferente de las otras por su forma de gestionar el talento humano, la organización de sus áreas o el estilo de liderazgo. Cada compañía produjo un impacto positivo que me ayudó a orientar mi desarrollo profesional. 

Sin embargo, no vengo a hablar de lo mucho que me marcó cada trabajo, sino de un rasgo en común que compartieron todas las empresas. En todas pude evidenciar, en mayor o menor medida, varias trabas que dificultaban la comunicación, por lo que el área directiva no conocía las necesidades y percepciones de los empleados. Lo que, sin duda, dificultaba la alineación de todas las áreas.

Por ello, hoy explicaré una práctica que hubieran podido implementar esas empresas para recibir feedback y encontrar oportunidades de mejora. ¿Quieres saber de qué práctica hago referencia?

Lea más: Los 5 momentos más adecuados para dar feedback a los empleados

Cómo descubrir oportunidades de mejora

Imagina que trabajas en el área de RR.HH. de una empresa con muchas sucursales y en una de ellas empieza a haber una tasa de rotación más alta que en las demás. Defines jornadas de seguimiento, creas una estrategia de retención y realizas una evaluación de clima laboral que arroja buenos resultados. No has identificado ninguna anomalía, pero los empleados se siguen yendo.

¿Qué se puede hacer en estos casos? Hablar con los empleados que han decidido irse. A esto se le llama entrevistas de salida. Se trata de un instrumento que es utilizado para conocer más a fondo las razones por las que las personas deciden renunciar a su trabajo. Lo que se traduce en una oportunidad para recibir una retroalimentación sincera sobre el verdadero estado de la empresa.

Ventajas

Una entrevista de salida permite conocer los motivos específicos que motivaron al empleado a renunciar en busca de nuevas oportunidades. También es útil para conocer su percepción del clima laboral y enterarse de los problemas que afrontan los empleados en el día a día.

Con la información recopilada, el área de gestión humana puede conocer los puntos débiles de la empresa, desarrollar una estrategia de intervención que ponga el foco en las áreas críticas señaladas por los empleados que abandonaron la organización para garantizar mejores condiciones de trabajo para los nuevos empleados.

Según una encuesta de OfficeTeam, cerca del 63% de los gerentes de RR.HH. dijo que su compañía suele actuar sobre la información reunida durante las entrevistas de salida. Bien sea actualizando las descripciones de puestos o impulsando procesos de transformación cultural. Las posibilidades de cambio no son reducidas.

Le puede interesar: ¿Qué herramientas existen para medir el clima laboral?

¿Qué se debe preguntar en una entrevista de salida?

Para que la entrevista de salida sea útil para su empresa, hemos compilado una lista de preguntas que puede hacer a la persona que acaba de desvincularse de la empresa:

  1. ¿Cuáles eran sus expectativas cuando entró a trabajar en la empresa?
  2. ¿Cree que sus jefes reconocen adecuadamente las contribuciones de los empleados? Si no, ¿cómo se puede promover el reconocimiento de los logros?
  3. ¿Hubo alguna tarea que le resultó difícil de hacer? ¿Qué podría hacer la empresa para facilitar la comprensión de las labores?
  4. ¿Siente que recibió la capacitación necesaria para adelantar correctamente las tareas de su rol?
  5. ¿Cree que la empresa le proporcionó las herramientas y recursos necesarios para hacer su trabajo?
  6. ¿Qué deberíamos cambiar para mejorar la motivación de sus compañeros?
  7. ¿Cuál fue la mejor parte de haber trabajado aquí?
  8. ¿Qué circunstancias lo impulsaron a buscar otro trabajo?
  9. ¿Bajo qué circunstancias, si las hubiera, consideraría regresar a la compañía?
  10. ¿Tiene alguna preocupación adicional sobre la compañía que le gustaría compartir?

Las entrevistas de salida deben ser realizadas en un espacio cerrado donde solo se encuentren el personal de RR.HH. y el empleado. Se debe realizar en un ambiente tranquilo y que genere confianza. Lo más importante es que la persona entrevistada se sienta cómoda.

Si bien las entrevistas de salida son una gran ocasión para escuchar a los empleados, no hay que esperar a que el talento humano abandone la empresa para saber si está inconforme con las condiciones de trabajo o con el estilo de liderazgo de algún jefe. Asegurar espacios de comunicación donde los empleados puedan hablar sobre los aspectos en los que no están de acuerdo debe ser una práctica esencial en las estrategias de RR.HH. 

MEJORE EL ESTADO DEL CLIMA LABORAL EN SU EMPRESA CON NUESTRA GUÍA GRATUITA

Artículos Relacionados