¿Qué son los KPIs y para qué sirven?

Tiempo de lectura 3 minutos

Los KPI (Key Performance Indicators), indicadores de desempeño en español, son prioritarios para medir el rendimiento en cualquier organización. Puede que los midamos mes a mes, ¿pero sabemos qué son?

Un indicador de desempeño es una herramienta de evaluación, que permite medir una situación en un instante concreto o su tendencia a lo largo del tiempo. Debe posibilitar su seguimiento y la medición de variables específicas que permitan compararlos con otros para la toma de decisiones. 

Qué ventajas ofrecen los KPIs

Las organizaciones usan los KPI en múltiples niveles para evaluar su éxito a la hora de alcanzar objetivos. Los KPI de alto nivel se enfocan en el rendimiento de la empresa, mientras que los KPI de bajo nivel pueden centrarse en procesos en departamentos como ventas, marketing, recursos humanos, soporte y otros.

Aquí te contamos algunas de las ventajas que traen para tu organización: 

  1. Permiten obtener información valiosa y útil de tu personal, que no significaría mucho de forma aleatoria. 
  2. Medir determinadas variables y resultados a partir de dicha información para conocer el estado de tu organización. 
  3. Analizar la información y efectos de determinadas estrategias, el funcionamiento de las tareas que se utilizaron para llevar a cabo las mismas y si estas son las adecuadas. 
  4. Recolectar información para compararla y determinar las estrategias y tareas que resultan efectivas en tu compañía. 
  5. Tomar las decisiones oportunas y objetivas, referentes a aumentos en salarios, ascensos o despidos. 

Cuál es la relación de los KPIs con la evaluación de desempeño

Una de las tareas principales del departamento de RRHH es la evaluación de desempeño. Este proceso debe estar alineado con unos indicadores planteados adecuadamente, que permitan cuantificar los objetivos y hacer trazabilidad del trabajo de tu equipo.   

La evaluación de desempeño debe tener en cuenta 5 áreas: Productividad, calidad, eficacia, eficiencia y nivel de formación. A partir de esto puedes crear tus KPIs enfocados a cada una de ellas. 

Con una evaluación por metas podrás: 

  • Identificar quiénes pueden ser ascendidos, transferidos o, cuando sea necesario, despedidos.
  • Reconocer a los empleados sobresalientes y premiarlos a través de incentivos personalizados.
  • Empoderar a los colaboradores y animarlos  a mejorar su desempeño.
  • Incentivar la participación de tu personal e incrementar el compromiso.
  • Optimizar el uso de los recursos disponibles en tu organización.
  • Orientar planes de sucesión y desarrollo.
  • Aumentar los niveles de transparencia de una compañía y generar confianza entre los trabajadores.

También te puede interesar este artículo de nuestro blog: 9 Indicadores para medir el desempeño en la empresa

¿Cómo saber si mis KPI funcionan?

Una de las formas más efectivas para evaluar la relevancia de tus indicadores de desempeño es usar el criterio SMART, que se usa para crear objetivos y de acuerdo con sus siglas en inglés quiere decir: Specific, Measurable, Attainable, Relevant, Time-bound. En otras palabras: 

  • ¿Tú indicador es Específico?
  • ¿Puedes Medir el progreso para cumplirlo? 
  • ¿Es el indicador realista y Alcanzable
  • ¿Qué tan Relevante es para tu organización? 
  • ¿Cuál es el Tiempo que requieres para cumplir con ese indicador?

Los indicadores de desempeño que funcionan correctamente en una organización, pueden no funcionar igual en la tuya. Debes hacer una investigación profunda antes de escoger o modificar aquellos que requiera tu empresa. 

Ten en cuenta tu industria, la cantidad de personal con la que cuentas y la misión y visión, entre otras características, pero recuerda que seguir tu estrategia es lo primordial. 

Si quieres saber cómo definir los KPI para tu organización puedes leer este artículo, en el que te contamos cuáles son los más relevantes para tu empresa.

Con demasiada frecuencia, las organizaciones adoptan ciegamente KPI reconocidos y luego se preguntan por qué ese indicador no refleja su propio negocio, no ven ningún cambio positivo y no funcionan sus evaluaciones de desempeño. Uno de los aspectos más importantes, pero a menudo pasados ​​por alto, es que estos indicadores se deben comunicar y deben ser claros, relevantes y recordables para que se comprendan, interioricen y se actúe sobre estos. 

Si hacer seguimiento a los indicadores, llevar a cabo las evaluaciones de desempeño, tabular y presentar los resultados te abruman, puedes apoyarte en un software de recursos humanos que te ayude a automatizar algunos procesos, te ahorre tiempo y sea organizado. 

0 Shares
Tweet
Share
Share