6 Consejos para el reclutamiento y selección de personal virtual

Tiempo de lectura 3 minutos

El reclutamiento virtual es la nueva realidad. Durante el 2020 las empresas avanzaron a toda velocidad en la búsqueda de talentos nuevos a través de internet. ¿Qué implicó?

Llevar las entrevistas a Zoom, Meet o Slack y volver más ágil el proceso tanto para candidatos como reclutadores. Las empresas por su parte accedieron a talento de otros países y especialidades. Es una de esas situaciones en las que todos ganan. Pero también trae sus retos. 

Al ser suprimida la experiencia presencial,  los candidatos no pueden ir a la oficina para percibir la cultura y los profesionales de talento pierden la posibilidad de analizar gestos de comunicación no verbal durante las entrevistas para tener un análisis más completo.

Pero no te preocupes, vamos a ver 6 tips que te ayudarán a encontrar a los mejores candidatos para tus puestos:

  1. Crear un perfil de cargo bien definido
  2. Investigar sobre los candidatos
  3. Prepara la entrevista
  4. Brinda indicaciones al candidato
  5. Mantén la concentración en todo momento
  6. Utiliza las herramientas adecuadas

Lee más: Cómo dar feedback en un proceso de selección

6 Consejos para reclutadores en tiempos de trabajo remoto

  1. Crea un perfil de cargo bien definido 

El objetivo de toda organización al abrir un proceso de reclutamiento y selección es encontrar al candidato ideal, con las competencias necesarias para desempeñarse de la mejor manera, cumplir con las expectativas de los directivos y que sea creativo para resolver problemas.

Esto mismo debe verse reflejado en la oferta, pero el primer paso será tener un perfil de cargo bien creado. 

2. Investiga a la persona 

¿Revisaste la información disponible del candidato antes de realizar la entrevista? Asegúrate de leer cuidadosamente el CV y revisa las redes sociales para empezar a conocer a la persona. Es recomendable verificar las referencias del candidato antes de realizar la entrevista.

“Investiguemos sobre la persona, ¿qué preguntas voy a hacer? ¿Qué quiero saber/medir?”, recomienda Lina María Wells, Head of People en Treble en una de sus publicaciones de reclutamiento. Leer su currículum y ver su perfil en LinkedIn es clave para hacer las preguntas que te darán insumos de valor en la entrevista.

3. Prepara la entrevista 

Así como esperas que el candidato llegue puntualmente a la entrevista y esté preparado para las preguntas, es necesario tener el mismo respeto y preparar la entrevista. Si no tienes las preguntas de entrevista a la mano, estas son las más comunes para la consultora Robert Half:

  • Háblame acerca de ti
  • Qué te llama la atención de nuestra empresa
  • Cuéntame acerca de tus fortalezas
  • ¿Cuáles son tus debilidades?
  • ¿Dónde te ves en 5 años?
  • ¿Puede hablarme de un momento en el que te encontraste con un desafío empresarial? ¿Cómo lo superaste?
  • ¿Cuáles son las cosas más importantes que busca en su próximo puesto?
  • ¿Por qué deja su trabajo actual?
  • ¿Cuáles son sus expectativas salariales?
  • ¿Tiene alguna pregunta para mí?

4. Brinda indicaciones al candidato 

“Lo mínimo que les pedimos es que se aseguren que su cámara funciona, que tengan buen audio y señal de internet para que pueda fluir la entrevista. Nos fijamos en la apariencia del candidato, y en el espacio donde se ubica. Es decir, que no se vea su recámara o su ropa tirada”, menciona Édgar Rojas, director nacional de Adquisición de Talento de Adecco México.

5. Mantén la concentración en todo momento 

¿Estás realmente poniendo toda tu atención en la entrevista y el proceso? Evita contestar llamadas y usar tu celular durante la entrevista. Enfoca tu atención en las respuestas del candidato.

Involúcrate realmente en la conversación y haz las contra preguntas necesarias, eso hará que el candidato se sienta cómodo, seguro y sabrá que no está perdiendo su tiempo.

6. Contar con las herramientas adecuadas 

Tu objetivo siempre será seleccionar al candidato más competente y con mayor potencial de crecimiento, así que debes estar en donde ellos están.

Esto implica no solo LinkedIn, sino comunidades especializadas, nuevas bolsas de empleo y apoyarte en un software de reclutamiento que centralice toda la información y facilite llevar el proceso.

0 Shares
Tweet
Share
Share