Índice de Deserción Laboral: 5 pasos para reducirlo en tu empresa

Tiempo de lectura 3 minutos

Mantener un equipo eficiente y evitar la rotación de empleados dentro de la compañía es la gran preocupación de los CEO latinoamericanos, ya que el conjunto de habilidades y el arduo trabajo de los recursos deciden el éxito de los objetivos empresariales. Por lo tanto, retenerlos a largo plazo es vital para garantizar la rentabilidad de tu organización. 

Sin embargo, a pesar de seguir las mejores prácticas de gestión de recursos, los líderes a menudo enfrentan desafíos para descifrar la estrategia ideal de retención de recursos. La responsabilidad recae en los tomadores de decisiones para garantizar que faciliten una cultura centrada en los empleados, teniendo en cuenta los objetivos a largo plazo de la empresa.  

En este artículo te daremos 5 herramientas para que reduzcas la deserción laboral y cuáles son los beneficios de lograr bajar estos índices. 

¡Empecemos! 

Beneficios de reducir la Deserción Laboral

Las empresas pueden beneficiarse cuando se centran en la retención de los empleados. Aquí te daremos algunas de las más importantes ventajas:

  • Mejora la moral de los empleados
  • Reduce el tiempo de adquisición y formación
  • Contar con expertos en la compañía y el producto
  • Aumento de la productividad general
  • Mejora la experiencia del cliente
  • Reduce costos

Ahora bien, aunque los beneficios sean bien conocidos reducir el índice de deserción laboral no siempre es tarea fácil, en Acsendo tenemos una estrategia que consta de 5 pasos. 

5 pasos para reducir el índice de deserción laboral 

Si tienes una alta rotación de empleados en tu compañía estos 5 pasos te ayudarán a reducirlo: 

1. Desde la contratación, elige al recurso adecuado 

La retención de empleados empieza por contratar al profesional correcto, no solo que tenga fuertes habilidades que coincidan con su posición dentro de la compañía, sino que encaje con la cultura de tu empresa. 

Para ello es importante indagar sobre su comportamiento y cultura para desarrollar sus labores. Además, durante las entrevistas, asegúrate de mostrar a los candidatos tu negocio y contarles sobre la cultura de tu lugar de trabajo. Es de esperar que los candidatos se eliminen a sí mismos si no encajan.

2. Ofrece beneficios y salarios competitivos

¿Has escuchado el dicho “la necesidad tiene cara de perro”? Si la respuesta es sí, ¿quieres que vean tu empresa de esa forma? Un trabajo por el que hay que pasar para ganar experiencia pero que no aporta un valor agregado a los trabajadores, estamos seguro que no.

Para poder determinar estas variables y evitar el escenario anterior, investiga a tus competidores, los rangos salariales de la industria y del cargo que quieres cubrir; adicional, cuestiona a tus actuales empleados sobre sus interés y lo que les gustaría recibir como aliciente por un buen trabajo. 

3. Una vez adentro… Optimiza la utilización de la fuerza laboral

Una encuesta de Deloitte revela que “el 42% de los empleados han dejado su trabajo por agotamiento”. La sobreutilización puede poner a los empleados bajo una inmensa presión y puede contribuir al desgaste de los empleados. 

Al mismo tiempo, la subutilización puede conducir a la desconexión y la baja moral. Por lo tanto, optimizar la utilización de los empleados es fundamental para aprovechar sus habilidades al máximo potencial y retenerlos. 

Es importante aclarar que la utilización efectiva no se trata solo de trabajar demasiadas horas, la productividad debe ir de la mano con la utilización. Por lo tanto, debes asegurarte de que el tiempo máximo de tus empleados se reserva para el trabajo estratégico. Dedicar tiempo a tareas administrativas mundanas o actividades de BAU no dará el uso correcto a sus habilidades ni generará ganancias para la empresa.

4. Crea un plan de Upskilling 

El Upskilling tiene grandes beneficios para tu compañía, entre ellos reducir la rotación de empleados. Parte de esta estrategia es crear un Plan Individual de Desarrollo PID, aquí te dejamos un video donde aprenderás cómo hacerlo: 

Los Planes Individuales de Desarrollo (PID) son un medio económico y que sirven para impulsar la formación de los colaboradores de forma estratégico. Mira el video y aprende a crear planes para el desarrollo del personal.

5. Establecer una cultura de reconocimiento 

Como ya hemos dicho antes, el reconocimiento temprano por los logros alcanzados y por el trabajo realizado es clave para que tus empleados se sientan satisfechos y motivados. No esperes a que pase un largo periodo de tiempo, reconoce y aplaude el trabajo de tus nuevos empleados cada vez que sea necesario.

También te puede interesar: Feedback positivo: ¿qué es y cómo entregarlo a tu equipo? (acsendo.com)

Hazlo fácil con un software especializado

Como puedes ver una estrategia para reducir la deserción laboral agrupa todos los procesos de la gestión del talento humano como por ejemplo, impulsar el desempeño, aumentar el engagement y apoyar el desarrollo de tus equipos. Es importante que para ello te asegures de tener la mejor herramienta, aquí es donde Acsendo llega para apoyarte. 

Nuestra plataforma garantiza que tu equipo de Recursos Humanos tenga la tecnología necesaria para poner en marcha una estrategia que retenga a tus empleados, mejore tu employer branding y apoye el cumplimiento de los objetivos empresariales. 

¿Te gustaría comprobarlo por ti mismo? Solicita una demo aquí.

0 Shares
Tweet
Share
Share