Los 5 retos de dar feedback en el teletrabajo

Tiempo de lectura 3 minutos

Las compañías más exitosas en el mundo saben que para ser consideradas como tal, deben ofrecer buenos productos y una excelente experiencia de usuario. Todo esto comienza con tu personal y sus experiencias en el trabajo. Ahora que trabajan de forma remota, no es la excepción.

Por esto es necesario impulsar el feedback en el teletrabajo para asegurar el bienestar de tus colaboradores ahora que están trabajando desde casa.

De acuerdo con Gallup, aquellos empleados que se comunican regularmente con sus líderes son 3 veces más comprometidos, que aquellos que no. Aquí te damos 3 claves para que puedas elevar el compromiso y la motivación de tu personal en el teletrabajo.

En el contexto actual, en el que debemos trabajar desde casa por la emergencia sanitaria, las debilidades de nuestra organización se hacen más evidentes. Por ejemplo, los procesos muy lentos ahora pueden volverse más engorrosos, la falta de comunicación entre un equipo puede significar, ahora, silencio total. Entre otros problemas. 

Así que debes estar dispuesto a escuchar, preguntar, adquirir contexto y crear un diálogo en doble vía con tus empleados, pero sabemos que no es tan sencillo. 

Dificultades de dar retroalimentación y cómo enfrentarlas:

  1. La confianza se queda en la oficina 

En el ambiente de la oficina las relaciones son diferentes al entorno virtual. Puede que para ti como líder sea más sencillo comunicarte cara a cara con tu equipo para las conversaciones difíciles. 

Si no tienes la confianza suficiente con tu colaborador, es posible que las sesiones de retroalimentación virtuales no sean igual de fructíferas. Según la American Psychological Association el comportamiento de una persona no cambiará si el consejo no viene de alguien en quien confían. 

Este es el momento para poner a prueba nuevos métodos que te ayuden a construir lazos de confianza permanentes con tu personal. Además, el sitio ‘Great Place to Work’ encontró que es poco probable que el 87% de los empleados que trabajan en un lugar donde la confianza es un pilar, renuncien.

  1. Encuentra el momento adecuado 

Los últimos meses pueden haber sido de alto estrés para ciertos colaboradores. Trabajando desde casa hay nuevas variables que tener en cuenta a la hora de analizar su desempeño. 

Sin embargo, no es lo único que se puede ver afectado. La gestión del tiempo es primordial y entre las tareas del hogar, las responsabilidades laborales, los niños, ¿en qué momento es oportuno tener sesiones de feedback? 

Tu labor como líder no es aplazarlas, sino organizarlas de modo que sean concisas, claras y enriquecedoras para ambos. Un software especializado te puede ayudar. En este vídeo te explicamos cómo funciona.

  1. ¿Exigir resultados en medio de una crisis mundial? 

El trabajo remoto no es amable con todos. Son normales los casos de empleados que pierden productividad trabajando desde casa, en medio de una pandemia mundial. 

No hay que confundir empatía con bajas expectativas de tu personal. Entender la situación te hace un buen jefe, pero abordar correctamente las conversaciones difíciles en un momento así te hacen un gran líder. 

Si no intervienes en este momento porque te sientes culpable, puedes pagar las consecuencias. Un bajo desempeño consume hasta el 17% del trabajo de un líder, lo que equivaldría a un día de la semana, que en una crisis como la actual es un precio muy alto. 

  1. No ofrecer una guía 

Recuerda que trabajar en aislamiento puede poner a tu personal más ansioso por sus errores, especialmente si tenían mejores resultados en la oficina. No te enfoques en esto, sino en las soluciones y el aprendizaje que esta situación nos ofrece a todos. 

Trata de no dejarte llevar por el micromanaging, esto puede disminuir su compromiso al sentir que no confias lo suficiente en ellos. Asegurate de que te vean como un aliado a la hora de resolver problemas, ofreciéndoles guía cuando lo necesitan. 

De acuerdo con Harvard Business Review esto puede requerir check-ins más constantes, para compensarlos por las nuevas condiciones. 

  1. También puede ser tu responsabilidad  

¿Sientes que haz sido lo suficientemente claro con tu equipo sobre lo que esperas de ellos mientras trabajan desde su hogar? ¿Les has proporcionado los recursos, el entrenamiento y el feedback necesarios para que cumplan con sus funciones? ¿Has adaptado tu forma de liderazgo a la “nueva normalidad”?

También, es necesario que solicites retroalimentación de tus colaboradores para evaluar tu gestión durante la crisis. Puede ser que tu liderazgo tenga algunas fallas que afecten el desempeño de tu equipo. 

Sabemos que el feedback no es una tarea sencilla, ni de forma presencial, ni de forma virtual, pero su aporte a tu empresa es muy valioso como para rendirse. Según el estudio de Qualtrics, las empresas en las que se aplican los resultados del feedback tienen un compromiso del 80%

Finalmente, recuerda que una crisis no exime a la gente de sus responsabilidades ni de su nivel de entrega. Es una oportunidad para buscar una nueva vía hacia esos resultados, y es tu trabajo, como líder, ayudarlos a descubrir ese camino.  

1 Shares
Tweet
Share
Share