¿Cómo generar sentimiento de pertenencia en el teletrabajo?

Tiempo de lectura 4 minutos

La pregunta real es: «¿Cómo generar sentimiento de pertenencia? en el teletrabajo».

Porque si no te has planteado esto antes, quizás no tiene mucho sentido que ahora, a toda prisa, quieras generar sentimiento de pertenencia o engagement cuando teletrabajamos. 

En cualquier caso, vamos a incidir en el sentimiento de pertenencia en el contexto del teletrabajo. 😉

¿Por qué es tan importante el sentimiento de pertenencia en el teletrabajo?

Nos gusta formar parte de algo, de un todo. En este caso, de una empresa. Solemos apreciar que se nos valore, se nos escuche y que “la empresa nos cuide”. Ese “formar parte” es el sentimiento de pertenencia. Y eso suele hacernos más felices. Y siguiendo con esta hipótesis… si somos más felices, trabajamos más y mejor.

La cuestión es que es más fácil desarrollar y mantener este sentimiento de pertenencia en un entorno que propicie las interacciones personales, en un espacio compartido que favorezca el contacto con el equipo y el resto de la organización.

Así, conviene pensar en cómo vamos a fomentar el sentimiento de pertenencia cuando la interacción no es tan natural como la física. 

Te puede interesar: 25 Ideas para reconocer a tus colaboradores en 2020

Claves para fortalecer los lazos en un equipo de trabajo remoto

Del engagement “natural” al engagement en teletrabajo. 

Piensa en qué haces por el engagement SIN teletrabajo y cuáles de estas acciones las puedes seguir llevando a cabo con teletrabajo.

Por ejemplo, si haces reuniones semanales de seguimiento de equipo y objetivos, puedes seguir haciéndolas de forma remota. Calendariza meets semanales de equipo y aprovecha las herramientas a tu disposición para hacerlo: calendar, chat de google, drive, etc. ¡Apuesta porque sean reuniones con cámara y no sólo por voz!

Otro ejemplo, si organizabas encuentros informales digitales con tus compañeros cada viernes al salir del trabajo, sigue proponiéndolos. ¿Quién no ha hecho un vermut digital en este confinamiento?

El paso de lo natural al teletrabajo puede ser más sencillo de lo que crees. 

guia gratis de teletrabajo

Fomentar una comunicación fluida, frecuente y transparente

Con el teletrabajo se pierde la comunicación espontánea, “de pasillo” y ya no nos levantamos para hablar con un compañero y resolver un tema, sino que debemos contar con canales de comunicación más formales.

Muchos recurrimos a los correos electrónicos con sus infinitos hilos en algunos casos. Está bien pero valora si es realmente la mejor forma… ¡Llama por teléfono de vez en cuando! Incluso para preguntar “como estás”.

Tienes infinidad de alternativas: crear foros, tener grupos de chat de trabajo con la gente del equipo, etc. Hazlo como quieras pero COMUNÍCATE Y COMUNICA las cosas de trabajo y, si puedes, los asuntos más personales que ya compartías antes.

Establecer objetivos individuales y colectivos y celebrar los logros

Uno de los miedos de empresas y empresarios es la posible bajada de rendimiento cuando aumenta el teletrabajo.

Pero  muchas empresas defienden precisamente lo contrario: invertimos menos tiempo en desplazamientos, nos concentramos más, incluso alargamos jornadas de trabajo… y al final, quien quiere “no trabajar”, no lo hace en presencial tampoco.

Lo que sí está claro, es que puedes aprovechar la ocasión de querer implantar o potenciar el teletrabajo para definir o redefinir los objetivos individuales y del equipo.

Y si se llevan a cabo, ¡celebradlos!

Fomenta el trabajo en equipo

Que estemos cada uno en su casa no significa que no podamos trabajar juntos. Seguro que el equipo está/estáis intentando funcionar de la misma forma que sin teletrabajo… Intenta ir un paso más allá y empieza a fomentar que el equipo trabaje MÁS en equipo.

Y si asignas o propones algún proyecto compartido. ¿Por qué no?

Cuida aún más de tu gente

Esto aplica a responsables de equipo y a los miembros del propio equipo. La gracia es cuidarnos entre todos y a veces nos olvidamos de preguntar “cómo estás” o “cómo lo llevas” porque el día a día nos absorbe. Y en realidad, no cuesta tanto.

Y cuando te venga a la cabeza que echas de menos un café en el office con fulanito o que hace días que no hablas con menganito… Hazlo. Pregúntale. 

Preocúpate por tus compañeros porque puedes descubrir cosas muy interesantes, tanto a nivel personal, como para el beneficio del equipo.

Algunos ejemplos prácticos

  • Organiza un concurso de fotos de teletrabajo.
  • Comparte semanalmente una anécdota de teletrabajo (¿A alguien más le ha aparecido un niño en plena reunión por meet?).
  • Dinamiza alguna actividad de equipo en formato digital (desde una clase de abdominales a una receta de cocina).
  • Empieza a realizar reuniones agile diarias con tu equipo.
  • Monta desayunos saludables digitales un par de veces por semana.
  • Explota las redes sociales de tu empresa.
  • ¡… hay mil alternativas!

Conclusión

Es importante que te hayas preguntado cómo fomentar el sentimiento de pertenencia en teletrabajo. ¿Te has preguntado si la gente quiere tenerlo?

Este artículo da por sentado que todos y todas necesitamos sentirlo pero también hay personas que no lo necesitan. Y eso también es lícito.

Está bien que la empresa o un/a responsable quiera desarrollar este sentimiento pero a la vez debe de ser respetuoso con quien no quiera ser partícipe del mismo.

 Hay personas que trabajan muy bien, con el rendimiento adecuado, trabajan en equipo y en favor del equipo pero no necesitan o no quieren “pertenecer o ser cuidados”. Habrá propuestas que sí o sí deberán integrar en sus nuevas rutinas (teníamos el ejemplo de las reuniones semanales por meet), pero habrá otras que no valoren y no tengan por qué hacer (como la llamada más personal).

Pensemos, propongamos y llevemos a cabo. Pero no demos nada por sentado. 


Escrito de nuestro autor invitado: Dorian Touly. Emprendedor digital. Fundador & Head of Strategy de Currículum y Trabajo.

0 Shares
Tweet
Share
Share