5 Ventajas competitivas creadas desde RRHH para impulsar el negocio

Tiempo de lectura 4 minutos

Recursos Humanos es clave para el negocio. Este equipo no solo es invaluable por cumplir con procesos fundamentales como el de reclutamiento o formación, sino que también influyen en las ganancias, la estrategia y ayuda a crear una ventaja competitiva.

Esta ventaja permite a la empresa superar a la competencia y diferenciarse en el mercado. Tradicionalmente suelen asociarse a los costos, efectividad o liderazgo. Veamos de qué va cada una. 

Qué es una ventaja competitiva

Este concepto es bastante sencillo. Se trata de obtener una ventaja que ayuda a aumentar la participación de mercado, los márgenes de utilidad o las ganancias. Es un valor diferencial único e irrepetible.

Algunos ejemplos de ventajas competitivas de una empresa: 

  • Acceso a recursos naturales únicos
  • Mano de obra altamente calificada
  • Una ubicación geográfica única
  • Acceso a tecnología nueva o patentada
  • Capacidad para fabricar productos al menor costo
  • Reconocimiento de imagen de marca

Podemos seguir hablando de ventajas en los negocios, pero lo importante es que entiendas que tu organización puede encontrar la suya y RRHH puede ayudarte en este proceso desde su experiencia.

5 Ventajas competitivas creadas desde el área de RRHH 

Los equipos de RR.HH. tienen muchas responsabilidades y funciones que pueden afectar directamente la capacidad de una empresa para competir con otras.

Si no se contrata el personal a tiempo o cualificado, empezará a verse afectada la eficiencia, el plan trazado, los tiempos y la calidad del trabajo. Demos un vistazo a las fuentes estratégicas de Recursos Humanos que permiten crear ventajas competitivas.

Veamos esas 5 ventajas competitivas de talento humano para cualquier empresa:

  1. Construyendo equipos de calidad 

Escoger al candidato adecuado es solo el principio. RRHH debe contar con una estrategia integral que le permita desarrollar equipos a mediano y largo plazo. Esto significa seleccionar y retener empleados con rasgos y comportamientos específicos que apoyen las estrategias competitivas.

Ejemplos: Nestlé y su estrategia integral de RRHH

  1. Optimizando la estructura de costos 

Según HRM Handbook, es el enfoque que trae “peores resultados para todos”. Tiene sentido, pues cuando la organización se enfoca en recortar beneficios o programas de formación para mejorar las utilidades, logra beneficios en el corto plazo, pero en el largo las pérdidas son mayores. 

Claramente, en el contexto de una crisis económica o una pandemia, los negocios deben hacerlo, pues están para satisfacer a los inversionistas. Pero cuando se asume como una ventaja competitiva y se naturaliza en el día a día de la operación, el liderazgo de la empresa pierde su credibilidad y los empleados ven afectado su bienestar. 

  1. Acelerando la innovación

El desarrollo de la innovación se logra a través de una cultura empresarial que brinde oportunidades de desarrollo y fomente la creatividad y el desarrollo de nuevas ideas. Una donde no se castigue el error, sino se motive a aprender de ellos para que no vuelvan a ocurrir.  

Sin embargo, para ser innovadores se debe cambiar los procesos, procedimientos, políticas y prácticas de manera significativa. Es la ventaja más exigente de lograr, pero los profesionales de gestión humana pueden lograrlo apoyándose en la metodología OKR.

Lee más: Qué es la metodología OKR (Objetivos y Resultados Clave)

  1. Enfocándose en la eficacia operacional 

Otra ventaja competitiva puede derivar de la eficacia operativa. Michael Porter, profesor de HBR, la define como la capacidad de “desarrollar actividades similares que los competidores pero mejor para superarlos”. 

Un ejemplo de empresas con esta ventaja competitiva son las de tecnología japonesa durante los 80’s como Sony o Mitsubishi. Aquí la empresa no se enfoca en el exterior, sino en optimizar todo lo que pueda sus procesos internos. No es casualidad que Toyota haya desarrollado el método Kanban para optimizar la ejecución de tareas.  

Aquí el área de Talento Humano apoya al agilizar la forma de trabajar y desarrollar las habilidades que requiere el personal. ¿Lo difícil de esta estrategia? Se deben cambiar comportamientos, formas de trabajo y trabajar muy de la mano con los líderes de área o nivel.

  1. Identificando tendencias y problemas con datos 

Se piensa que el área de RRHH está aislada de los datos de la compañía, pero eso no es cierto. Es este equipo el que puede detectar una alta insatisfacción y prever una salida masiva de talento, anticipar conflictos o identificar a los empleados de alto rendimiento para:  

  • Postular para planes de sucesión o promociones
  • Involucrar en nuevos proyectos 
  • Identificar sus habilidades blandas

También puede mostrar la evolución de las competencias o decir a los líderes empresariales cuando pueden existir brechas de desarrollo.

Ejemplos de ventajas competitivas

  • Innovación: Apple es un buen ejemplo de una empresa que se diferencia por su capacidad de innovación con cada lanzamiento. 
  • Experiencia: La gente no va a Starbucks por el café, sino porque escriban su nombre en el vaso junto a una frase positiva. Su valor es la experiencia emocional. 
  • Tecnología: Burger King o las cadenas de retail que implementaron cajas de autoservicio para agilizar las ventas. 

Cómo identificar una ventaja competitiva 

El primer paso para encontrar una ventaja competitiva es conocerte a ti mismo. No en el sentido místico, sino reconociendo a tu competencia e identificando qué los diferencia a ellos y a ti. Para esto se recomienda usar:

  • Análisis FODA
  • Las cinco fuerzas de Porter
  • Análisis de grupo estratégico 
  • Matriz de participación en el crecimiento

También puedes apoyarte en la tecnología SaaS de talento humano. Una organización inteligente reconoce que debe tener las herramientas adecuadas y esto puede hacer la diferencia al mostrarte datos reales sobre tu talento humano.

0 Shares
Tweet
Share
Share